Estas familias viven con la constante angustia  de ser desalojadas desde hace más de 20 años  desde que Mariano Enrique Porras Buitrago, siendo concejal en la Capital de la República, recaudo dineros en diferentes ciudades y mediante promesas; entregarle a familias un terreno y vivienda propia, pero finalmente dichas promesas trajeron consigo problemas, angustias y pleitos que hasta el dia de hoy son presentes.

 

Dicho terreno está ubicado en los barrios La Esmeralda y El Prado. Muchas familias  estaban inscritas al proyecto, quienes se endeudaron y donde más de 200 personas afectadas le exigían explicaciones de por qué no le había dado comienzo a la construcción de las viviendas, nunca les canceló los dineros, situación que generó una serie de acciones jurídicas solicitando dineros para interponer acciones judiciales y contratar abogados para llevar estos procesos.

 

La comunidad de Ciudad Jardín hace una denuncia pública frente a la situación de desalojo que se presenta hoy día en su territorio.Mediante el presente comunicado, los ciudadanos hacen constar que el diálogo con los diferentes entes de control, no ha sido suficiente para frenar la situación.El desalojo compromete la migración de 13 familias aproximadamente, menores de edad, recién nacidos, personas de la tercera edad y animales (entre ellos: perros, gatos, terneros, patos y gallinas).

 

Finalmente el desalojo programado para el día 11 de noviembre del 2021 desde las horas de la mañana fue acompañado por policía y agentes del Esmad. La comunidad de Ciudad Jardín resistia pacíficamente para llegar a un acuerdo y no ser despojados de sus hogares. Al transcurrir el día entre reuniones con el juez y el diputado; Johana Sánchez, representante legal de la Asociación Provivienda Ciudad Jardín, da declaraciones pertinentes a la ciudadanía que hizo el respectivo acompañamiento el día de hoy, los Entes Gubernamentales que intervinieron el día de hoy, tomaron la decisión de pausar el desalojo para buscar soluciones, aún se espera la respuesta del Alcalde Wilson García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *