En Soacha, Zipaquirá y Girardot fueron capturas 15 personas aparentemente involucradas en la actividad ilícita; una vivienda utilizada la venta de estupefacientes fue demolida.

Las acciones forman parte de la arremetida de la Policía Cundinamarca contra la venta de alucinógenos, uno de los principales orígenes de la inseguridad en el país.

En reporte del comandante del cuerpo uniformado en el departamento, el coronel Ovidio Castro Guerrero indicó que los procedimientos continuarán en los 116 municipios de la entidad territorial, tal como lo dispone el “Plan 100” contra el microtráfico.

La jornada facilitó la incautación de 4.630 gramos de marihuana, 148 de bazuco, 165 de cocaína, 1 revolver, 11 cartucho 9 mm, 1 pistola, 4 proyectiles y 5 grameras utilizadas para la actividad ilícita.
Noticias Dia a Dia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *